sec

    Inicio   lineaIdioma   Español   lineaIdioma  Mapa de sitio

 

 logo es

    tw   fb   yt   g   instlineaLogos

Jueves, 05 Febrero 2015 14:10

“Aceptar este cargo significa pintar un cuadro gigante y hacerlo bien”

(Entrevista con el nuevo Director Nacional de Artes, Augusto Crespín ) (Entrevista con el nuevo Director Nacional de Artes, Augusto Crespín )

Augusto Crespín, un pintor y gestor cultural de trayectoria, es el nuevo encargado de administrar la Dirección Nacional de Artes (DNA) de la Secretaría de Cultura de la Presidencia; luego de haber sido seleccionado y evaluado dentro de una docena de candidatos al puesto.

Tiene 45 años de dedicarse a la pintura, estudió por siete años las artes en diferentes expresiones, cinco de ellos en la Escuela del maestro Valero Lecha, más dos años de grabado con maestros japoneses en la Universidad de Costa Rica, ha expuesto en varios países de América, Europa y Asia.

Ha participado en unas 70 exposiciones individuales y cerca de 150 colectivas. Es un conocedor de muchas culturas artísticas de países como: Alemania, Dinamarca, España, Francia,  Colombia, Panamá, Ecuador, México y Canadá. Naciones en donde ha vivido y trabajado, adquiriendo experiencia en el arte.

Augusto Crespín ha representado a El Salvador a nivel internacional en diferentes ponencias, charlas, simposios y en una variedad de actividades artísticas en las que se debate el arte como parte de la cultura de sus ciudadanos.

Conversamos con él para conocer de primera mano su trabajo y sus principales acciones a desarrollar desde la Dirección Nacional de Arte en beneficio de los artistas salvadoreños.

¿Cómo recibió Augusto Crespín el llamado a dirigir esta dirección tan importante dentro de la Secretaría de Cultura?

Este es un cargo con mucha responsabilidad, aceptarlo significa pintar un cuadro gigante y hacerlo bien. Es un reto para poder contribuir al desarrollo de la cultura y de las artes en general, ya que  siempre he criticado la carencia de criterios profesionales en cómo juzgar una obra de arte o una pieza de teatro, es importante conocer para dar un criterio bastante objetivo.

Es poner mis conocimientos al servicio de la gente, hacer bien el trabajo, yo les escucharé, respetaré sus ideas y daré mi juicio de la manera más objetiva y responsable.

¿Cómo será la logística de su trabajo desde esta dirección nacional?

En El salvador existe un enorme potencial y una calidad creativa de nuestros artistas y trabajadores de la Secretaría.
Mi trabajo en la Dirección Nacional de Artes será articular esas dos fuerzas creativas para lograr los objetivos propuestos por el Secretario Ramón Rivas; además vamos a buscar los recursos para apoyar a los artistas y ser muy abierto e inclusivo con todos los sectores, a fin de que juntos podamos impulsar los proyectos de los artistas consagrados y emergentes, pues son el futuro de los pueblos, esa es mi responsabilidad, ser el mediador para poder apoyarlos.

¿Cuál sería el camino para poder llegar  al público, a los artistas y todas esas personas que desean incursionar en cualquier disciplina artística?

Es importante descentralizar los talleres de las diferentes disciplinas del arte, deben haber otros centros en donde la gente asista y conocer la expresión artística; así como la cultura en general. Conozco que se ha hecho algo, pero se necesita más, mejorar el nivel de formación académica de los profesores para que ellos puedan transmitir el conocimiento a los estudiantes.

Algo muy importante es la autocrítica, pues este es un tema tabú para los artistas, ya que creemos que todo lo que hacemos es arte, lo cual no es cierto, debemos exigirnos más y mostrarle al público lo mejor, no lo experimental que somos.

Es necesario crear las condiciones para que hayan conversatorios, invitar a maestros a que hablen sobre su trabajo y experiencia como creadores, para que los jóvenes tengan un contacto directo con los artistas de las diferentes áreas, traer gente del exterior; no es lo mismo tener una óptica como artista desde el punto de vista local, que tener una visión más internacional de lo que es el arte.

El sector artístico es muy crítico, pero muchos creen que el Estado les debe facilitar todo los recursos para poder desarrollar su arte, ¿qué piensa de eso?

Es muy bueno que sean críticos, si bien en países como Alemania, Canadá y otros, los gobiernos designan una parte del presupuesto para apoyar a los artistas en sus producciones, no es una obligación que el Gobierno otorgue becas; sin embargo,  está en la obligación de promover, buscar y gestionar becas y estímulos para los artistas. Esa es mi intensión, ser un intermediario entre los artistas y el Gobierno; creo que tienen la razón en ser críticos, no serían artistas sino lo son, y los de literatura son los más críticos de todos, tienen derecho a cuestionar.

¿Cuál es lo positivo que un artista sea quien administre la Dirección Nacional de Artes?

Sucede que un artista puede tener el conocimiento, por ejemplo de cómo se crea una obra de teatro; mientras que un administrador probablemente no conozca verdaderamente el trabajo creativo, cuántas horas se necesitan para ser bueno, la verdad nadie es imprescindible y particularmente creo que un artista tiene su experiencia y la pondrá en práctica, se trata entonces de hacer el mejor trabajo posible.

¿Cómo considera que podría darse un trabajo efectivo  en todas las disciplinas del arte?

Lo primero que hay que hacer es escuchar y evaluar los diferentes proyectos en cada una de las disciplinas, cuáles son viables y cuáles no, según las condiciones de nuestro país, porque tampoco vamos a pretender trabajar así como en Alemania o Canadá, se va a hacer como se trabaja en El Salvador; por supuesto, poniendo en práctica ciertos conocimientos que tienen en otros países, tomar una parte de esas historia exitosas de trabajo y lo que sea factible a nuestro contexto social aplicarlo, porque el arte se vale de las influencias de otros países y de variadas expresiones.

La vía para hacer un buen trabajo es oír y contribuir  para echar andar las mejores ideas, escuchar a los actores, bailarines, directores de danza, cineastas y escritores, entre otros. Lo importante es que me identifico con todos ellos, no es que solo me guste la pintura por el hecho que me he dedicado mucho tiempo a ello, mis mejores amigos no precisamente son pintores, pertenecen a otras disciplinas artísticas. Tengo un gusto muy diverso sobre la cultura y las artes.

¿Cómo se le dará el valor que merece cada una de las disciplinas artísticas?
Primeramente todas demandan recursos para hacer su trabajo; la Dirección Nacional de Artes necesita de eso recursos para poder cristalizar, allí es donde también se va a gestionar para recibir más apoyo económico, esta gestión obviamente se hace bajo la dirección y coordinación de las dependencias idóneas de la institución. Después de eso viene el proceso de calidad, esta dirección tiene la obligación de ver esos procesos de calidad porque el público merece respeto, que la cultura sea entendida para todos.
Los artistas necesitan espacios para expresarse, hay que darle vida y movimiento a todos los lugares para el arte que tiene la Secretaría de Cultura.
En pocas palabras, haré esfuerzos para que todas las expresiones artísticas se sientan satisfechas y puedan tener ese apoyo que necesitan por parte de las autoridades del gobierno.

¿Cuáles serán las actividades que realizará con su equipo de trabajo en las diferentes disciplinas del arte para poder potenciarlas?
En teatro por ejemplo potenciar la pantomima y el monólogo, porque juegan un papel muy importante para culturizar a la población.
En el caso de la música, la orquesta ya tiene su programación, lo que debe implementarse más son los conciertos didácticos porque El Salvador lo que necesita es que nos eduquemos, ya tenemos orquestas y coros; pero necesitamos divulgarlo más. Que no sean la mayoría de conciertos solo en San Salvador para que pueda descentralizarse la cultura, que se oiga en todo el país.

Que los artistas se muevan a diferentes lugares para que el público los conozca, porque no es lo mismo ver en televisión una entrevista de un concierto que oírlo en vivo o participar de un conversatorio en un pueblo o en una escuela. La educación juega un papel muy importante para el desarrollo de la cultura.

En cuanto al cine, sabemos que es algo muy nuevo en El Salvador, hay varios elementos muy buenos y por lo tanto se necesita fomentar y crear más documentalistas y conseguir recursos para formar directores de cine, guionistas y productores, por eso la formación de los aristas es importante, para que en esa medida puedan tener los recursos de producir con calidad

¿Qué proyecciones tiene Augusto Crespín como director Nacional de Arte, a corto, mediano y largo Plazo?
En El Salvador los festivales se han dejado de hacer por alguna u otra razón y son importantes porque se traducen en una comunicación directa con el público, se deben desarrollar más conversatorios con escritores locales y extranjeros para que el público tenga la oportunidad de ver la importancia que tiene la literatura en nuestro cerebro y nuestro corazón porque son dos elementos importantes para comprender la cultura de un pueblo

Se deben hacer exposiciones de fotografías y no de forma esporádica, se debe crear un salón de la fotografía. Son varias actividades las que tengo proyectadas y espero durar todo este periodo; mis proyecciones van más allá de cinco años, porque este país necesita de muchos años de cultura para decir que somos un país culto.

¿Qué reflexión le amerita su nuevo cargo?
Creo que ser empleado público significa algo muy importante y es el darle una respuesta a los impuestos que pagan los habitantes de un país; por lo tanto se debe hacer bien el trabajo, para poder tener la valentía y voluntad de levantarse todos los días y tener nuevas ideas y aportarle a los demás. Enriquecer esas ideas y que se cristalicen para que en el futuro tengamos un nivel cultural mejor del que tenemos a hora.

Debemos ante todo ser responsables con nuestro salario, porque lo están contribuyendo todos  para que uno haga muy bien el trabajo, por lo tanto, así como paso horas y horas pintando mis cuadros para que queden bien y duren 150 años; así intentaré en esta responsabilidad hacer bien mi trabajo para poder decir estamos contribuyendo para la cultura de este país.

Modificado por última vez en Jueves, 05 Febrero 2015 15:03