sec

    Inicio   lineaIdioma   Español   lineaIdioma  Mapa de sitio

 

 logo es

    tw   fb   yt   g   instlineaLogos

Miércoles, 06 Mayo 2015 16:27

“La transformación de un artista, nunca termina…”

El Centro Nacional de Artes (CENAR), a través de su Escuela de Artes Visuales, busca proyectar y potenciar el trabajo de sus estudiantes con exposiciones temporales montadas en la Pinacoteca —institucional—.

 

Luis Castillo es un alumno destacado de la Escuela de Artes Visuales y acreedor del primer lugar del certamen Talento CENAR 2014. Durante mayo, se mantendrá expuesta en la Pinacoteca una recopilación de su trabajo titulada “Retrospectiva”.

“Es la tercera exposición que realizamos de alumnos destacados del CENAR —entre ellos: José Villatoro y Obed Osorio—. Buscamos que estos jóvenes talentos tengan una primera experiencia de contacto con el público, y así puedan realizar un intercambio de opiniones sobre sus obras”, afirmó el coordinador de la Escuela de Artes Visuales, Salvador Vásquez.

Luis Castillo es originario de San Salvador (1988). Cursa su quinto año de la Licenciatura en Artes Plásticas, opción Diseño Gráfico, en la Universidad de El Salvador y, desde 2012, complementa sus estudios con beca —por excelencia académica— en el CENAR.

El joven pintor, conversó sobre su formación y obra —05 de mayo—en las instalaciones del CENAR. Compartimos su entrevista.

¿Qué y cuándo comienza a dibujar y/o pintar?

Entre los 12 y 13 años, comencé dibujando caricaturas de revistas y libros; las veía y luego las pasaba a lápiz; a estas les agregaba sombreado y color. Aunque no dominaba la técnica a la perfección, pero algo podía hacer. Las obras que hacía capturaban la atención de personas.

Y luego de las caricaturas…

De caricaturas pasé a dibujar cosas más reales como flores y plantas, y a trabajar figuras con más volumen y forma. Aunque me ausenté por un tiempo, cuando estudiaba octavo y noveno grado.

Luego, comencé a dibujar, entiéndase formas —materiales lúdicos— como apoyo para las clases de los maestros, trabajos de mis materias y demás.

 

¿Pensó hacer de las artes visuales una profesión?

Sí. En el 2008, cuando comienzo en la Universidad de El Salvador (UES), mi visión era ingresar a la Licenciatura en Artes Plásticas para optar a la subespecialización en Pintura, pero entré en la segunda opción que apliqué, que era la Licenciatura en Filosofía. Ambas de la Facultad de Ciencias y Humanidades.

 

¿Realizó el cambio de carrera?

Después de cursar un año en Filosofía, logré cambiarme a la Licenciatura en Artes Plásticas, pero no puede aplicar en la subespecialización en Pintura. No había cupo, eran demasiados. Así que me inscribí en la subespecialización de Diseño Gráfico.

 

Y al CENAR, ¿Cómo ingresa?

Después de mis trámites en la UES, me dijeron que siguiera estudiando pintura —porque sólo los primeros años vemos esta disciplina—. Vine al CENAR, solicité la beca y me la concedieron. Ya tengo cuatro años de estar becado por excelencia académica.

 

¿Existe alguna diferencia en la formación que imparte la Universidad y el CENAR?

La diferencia es bastante grande. En la UES nos dan las técnicas y los procesos, allá quien los adquiera o no; en cambio, en el CENAR la enseñanza está enfocada en que uno aprenda la técnica y el proceso bajo un seguimiento personalizado.

 

¿Por qué se denomina Retrospectiva su exposición?

Porque que es una recopilación de trabajos que he estado haciendo desde 2011 y que va desde el estudio básico de artista hasta la búsqueda personal de mi trabajo.

 

¿A qué artistas tiene como referentes en esta muestra?

Tengo como referentes a Gustavo Doré, artista enfocado en el grabado, pero que también hace pintura, poca, pero el carácter de su trabajo me gusta mucho, refleja bastante de lo que quiero dar a conocer. También a Miguel Ángel, uno de los clásicos, y que significa una gran inspiración no solo para mí, sino para cualquiera.

 

¿Cuántas obras son y qué técnicas ha utilizado?

Son 19 obras. Trabajé en óleo, acrílico, acuarela y grabado —en punta seca y aguafuerte—. De esta última existen diferencias: en la punta seca se trabaja sobre una lámina de acetato, vamos calando con punta fina a manera de lograr el dibujo. Luego, se entinta, lo pasamos a la prensa y se saca el grabado en papel.

Para el aguafuerte se trabaja sobre láminas de metal y con ácidos se hacen quemas para definir líneas. Posteriormente, se pasa a imprimir en una plancha de acero y grabamos la lámina en el papel.


¿Qué refleja Retrospectiva?

La transformación de un artista, nunca termina… Se nota esa diferencia cuando uno comienza y el nivel de la técnica que se alcanza a través de la formación. Ustedes van a poder apreciar en Retrospectiva rostros, ambientes lúgubres, recuerdos de personas, imagen y composición más cargados.


A través de su experiencia, ¿Qué mensaje compartiría con otros jóvenes que tienen aspiraciones similares a las suyas?

La verdad… esto no es fácil. Encontrar un espacio dentro del arte es muy complicado; salir adelante, depende de cada uno, pero podemos crear nuestros propios espacios, esforzarnos y alcanzar esas metas.

La exposición “Retrospectiva”, estará abierta al público hasta el 23 de mayo, en la Pinacoteca del CENAR. Puede visitar la muestra, de lunes a viernes, de 8:00 de la mañana a 5:00 de la tarde.
La entrada es gratis.

Modificado por última vez en Lunes, 11 Mayo 2015 15:47