El MUNA Académico hizo su debut en la ampliación de horarios del Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán (MUNA), el pasado sábado 26 de julio, con la presentación de “Los estudios científicos sobre el pigmento azul maya en El Salvador”, a cargo de la arqueóloga Claudia Ramírez.

La investigadora explicó que el pigmento es un tipo de pintura utilizada por los pueblos mesoamericanos en sus murales, vasijas y decoraciones corporales, el cual se obtenía a partir de la mezcla de la planta del añil con un mineral llamado palygorskita.

“El azul maya era sagrado y se reproducía en abundancia, a diferencia del continente europeo, donde muchos pintores cayeron en deudas inimaginables por utilizar pinturas azul ultramarino”, destacó Ramírez.

A pesar de que el azul maya se ha estudiado a nivel internacional desde 1940, esta es la primera investigación del pigmento en El Salvador.  

Después de la presentación del estudio, el público formó parte de un taller de añil, donde aprendieron acerca de las técnicas modernas de teñido a partir de la planta del mismo nombre. Al finalizar la sesión, cada participante se llevó a casa una pieza teñida por ellos mismos.

El MUNA también albergó presentaciones de música el viernes y sábado. El 26 de julio, los asistentes gozaron de un concierto de saxofón y guitarra, gracias a la interpretación de los artistas Benjamín Elías y Daniel Cortez, quienes ejecutaron una serie de clásicos de la música popular, mientras que el 27, el coro Vocalis Novum presentó una selección de canciones en español, inglés y francés en el foyer del museo.

En ambas jornadas, niños, niñas y adolescentes tuvieron acceso a libros a través del Rincón Literario Infantil, un espacio diseñado especialmente para fomento de la lectura.

Además de las actividades, el MUNA de Noche contó también con recorridos guiados a las salas permanentes de exhibición.  

Galería de imágenes:

27

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *